Actualidad

LA PROTECCIÓN DE LOS SECRETOS EMPRESARIALES

LA PROTECCIÓN DE LOS SECRETOS EMPRESARIALES

enero 2018

La Fundació Internacional de la Dona Emprenedora FIDEM ha organizado esta mañana en Barcelona, un interesante desayuno formativo sobre “LA PROTECCIÓN DE LOS SECRETOS EMPRESARIALES”, con la participación de Ventura Garcés & López-Ibor Abogados, Solga Diamant y DataBot Technologies.

Proteger secretos empresariales es salvaguardar uno de los bienes más valiosos de nuestras empresas, las cuales dedican importantes esfuerzos en KNOW HOW e I+D. En este desayuno, tres destacados ponentes del sector jurídico e informático, nos han explicado cómo hacerlo desde la perspectiva jurídica y también des del punto de vista informático, con el objetivo de instaurar medidas de prevención y de obtención de pruebas.

“La protección de los secretos empresariales” con la participación como ponentes de Carmen García, Directora General de Solda Diamant i patrona de FIDEM, Berta López, CEO de DataBot Technologies, y de los abogados Juan Pablo Correa y Andrea Garcés, socios de Ventura Garcés & López Ibor Abogados.

LA PROTECCIÓN DE LOS SECRETOS EMPRESARIALES

El constante progreso tecnológico y la permanente conexión con los medios digitales propició la promulgación de la Directiva (UE) 2016/943 relativa a la protección de los conocimientos técnicos y la información empresarial no divulgados (secretos comerciales) contra su obtención, utilización y revelación ilícitas, con el objetivo de salvaguardar determinada información inherente a cualquier empresa, la cual es, cada vez, de más fácil acceso y divulgación debido al desarrollo de las nuevas tecnologías. Es por ello que nuestra legislación ha adoptado por las vías de protección previstas en dicha Directiva en aras de aumentar la seguridad que ampara determinados datos de nuestras sociedades.

LA PROTECCIÓN DE LOS SECRETOS EMPRESARIALES

A pesar de ello, no toda información merece ser receptora de una protección especial sino que el ordenamiento jurídico considera que para que ésta pueda ser considerada como un secreto, y, por tanto, pueda ser protegida como tal, es necesario que sea confidencial, exclusiva, valiosa y lícita.

La razón de conferir una protección especial a determinados datos va más allá del interés propio de la empresa ya que lo que se pretende conseguir con la imposición de sanciones respecto a actos de revelación o utilización ilícita de determinada información es el fomento de la capacidad competitiva de la empresa, la innovación, la creatividad, la protección del patrimonio empresarial intangible y el favorecimiento del desarrollo y la investigación, tanto a nivel nacional como internacional.

No obstante, no toda revelación o utilización de información debe automáticamente asimilarse a una violación de un secreto empresarial sino que hay que tener en cuenta otros factores, determinados tanto por la normativa europea como la nacional y por la propia casuística del caso. Algunos elementos para valorar la tipicidad de la conducta son el tipo de información de la que se trate, la intencionalidad con la que ha actuado el autor o la vía mediante la que se ha tenido acceso a esta información, entre otros. Para facilitar esta labor de distinción, la Directiva UE 2016/943 diferencia en qué casos la obtención será lícita y cuando, por el contrario, deberá considerarse ilícita.

 LA PROTECCIÓN DE LOS SECRETOS EMPRESARIALESPero, en cualquier caso, lo que no parece ofrecer duda alguna es que hay que ser preventivos antes que reactivos y, por ello, que la empresa tiene el deber de instaurar cuantos sistemas estime pertinentes para la protección de sus secretos: desde la existencia de cláusulas de confidencialidad en los contratos que firme con sus trabajadores hasta la creación de un órgano de control destinado a la salvaguarda de dicha información.

En cualquier caso, si la intromisión no ha podido ser evitada, la presencia de todas estas medidas en el seno de la empresa nos permitirán demostrar, llegado el momento, la obtención y, en su caso, difusión, de esta información catalogada como secreta, puesto que lo más importante es demostrar la firme intención de la empresa de proteger la información más sensible.

Ahora bien, si la vulneración ha sido inevitable, varias son las vías que nos ofrece nuestro sistema para denunciar y sancionar la obtención ilícita de los secretos empresariales:

Vía de la Competencia Desleal: hay que tener en cuenta que la protección que confiere la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal (LCD), es más restrictiva que la de otras normativas habida cuenta de que, mediante la LCD, solo se protegen secretos relativos a la técnica y a los procedimientos de producción, sin tener en cuenta la información sensible relativa a aspectos más comerciales.

Vía penal: el actual Código Penal prevé hasta cinco tipos distintos de comisión de violaciones de secretos empresariales tipificando varias conductas, las cuales se calificarán como agravantes en función de los medios utilizados, si ha habido divulgación a terceros del secreto, entre otros.

Vía de la Propiedad Intelectual y Derecho de Autor: mediante esta vía se refuerza la protección de las creaciones originales o singulares, dotándoles de registros de propiedad industrial o intelectual que confieren derechos de exclusiva.

Para poder beneficiarse de la protección que confiere esta vía será necesario el previo cumplimiento de una serie de requisitos tales como la originalidad, la novedad y la singularidad de lo creado.

Estos extremos y otros serán abordados el día de hoy por Ventura Garcés & López-Ibor conjuntamente con la sociedad Greendata, que permanecen a su entera disposición para cualquier otra aclaración o información adicional que precisen.

Juan Pablo Correa
Socio de Ventura Garcés & López-Ibor Abogados.
Abogado especialista en derecho procesal civil, penal y mercantil, derecho internacional privado, concursal, arbitraje y mediación.

Andrea Garcés
Socia de Ventura Garcés & López-Ibor Abogados.
Abogada responsable del Departamento de Propiedad Industrial e Intelectual de la oficina de Barcelona.

Berta López
CEO – DataBot CEO – GreenData